MODELOS DESCOMPRESIVOS

by David de las Heras – Intructor Trainer SDI/TDI:

La descompresión sigue siendo para muchos buceadores un tema tabú y si efectuarla correctamente no está al alcance de todos, entenderla parece al alcance de solo unos pocos. Voy a intentar explicar qué es un modelo descompresivo, patrón e hilo conductor de la descompresión que haremos cuando nuestro buceo, recreativo o técnico, requiera de paradas obligatorias.

Modelos de fase disuelta

Probablemente habrás oído en multitud de ocasiones referencias al modelo descompresivo más empleado del mundo: el Bülhmann. Éste es el modelo más extendido en buceo recreativo, incorporado a la mayoría de ordenadores del mercado y con miles de inmersiones que lo certifican como un modelo con un bajo porcentaje de accidentalidad descompresiva.

Siendo el más empleado en buceo recreativo, no es en absoluto el modelo óptimo para buceo técnico, donde con tiempos de fondo largos a profundidades superiores a los 40m y por ende empleando mezclas de gases distintas al aire usado en buceo recreativo, el índice de de seguridad empieza a mostrar ‘fallos’ dando lugar a una mayor tasa de accidentalidad descompresiva. Es en estos casos cuando empleamos otros modelos descompresivos o se añaden modificaciones sobre el Bülhmann para adaptarlo a las nuevas necesidades y perfiles más extremos.

modelos3

El modelo Bülhmann parte de la suposición de que el todo el gas inerte absorbido durante la inmersión está disuelto en nuestros tejidos y se mantendrá así mientras no entremos en sobresaturación durante el ascenso. De modo que el modelo está diseñado para evitar que sobrepasemos unos valores determinados (los famosos valores M) y nos sugiere una parada antes de llegar a este punto crítico. El ‘fallo’ o el problema está en esta suposición, puesto que se ha detectado que no todo el gas se disuelve y una parte está en ‘fase libre’ circulando libremente y creando micro-burbujas que se agruparán para dar lugar a burbujas mayores durante la fase de desaturación en el ascenso.

Este es un modelo llamado de fase disuelta. Estos modelos tratan al buceador cerca de la superficie con paradas más largas, cuando ya se han formado burbujas de mayor tamaño. La estrategia del modelo pretende mantener al buceador lo más cerca de la superficie para maximizar el gradiente de presión entre los tejidos y la presión ambiente, sugiriendo paradas en el punto antes de la formación de burbujas críticas (valores M), dando como resultado un perfil descompresivo bastante más agresivo ya que en realidad está tratando al buceador cuando ya sufre de los efectos físicos de las burbujas, aunque sean asintomáticos. Dicho de otra forma, es como si aplicáramos el remedio o la medicina después de haber sufrido el daño, mientras que los modelos de fase libre son preventivos y actúan antes de padecer el daño. ¿Te suena el cansancio y somnolencia después de algunos buceos?

modelos2

Ajustes sobre el modelo Buhlmann

Asumido el problema de las microburbujas de gas en fase disuelta se ha tomado como medida ajustar el modelo Bülhmann con los conocidos ‘Factores de Gradiente’ y adaptarlo así a los perfiles típicos del buceo técnico. Con ellos se busca empezar a eliminar el gas disuelto, especialmente cuando hay helio en la mezcla respiratoria, antes de que el gas en fase disuelta pase a crear micro-burbujas críticas. Con los ajustes el modelo sugiere paradas descompresivas más profundas por tiempos más cortos, lo que favorece que los tiempos de las paradas más superficiales al final de la descompresión sean más cortos de lo que serían en el mismo modelo descompresivo sin ajustes.

Modelos de fase libre o dual

Hay modelos descompresivos que a diferencia del Bülhmann sí tienen en cuenta las micro-burbujas en fase libre, son los llamados modelos de Fase Dual y algunos muy populares son el RGBM (Reduce Gradient Bubble Model) y el VPM (Varying Permebility Model), también conocidos como modelos de difusión.

Los modelos de fase libre tienen como objetivo controlar el crecimiento de las burbujas desde el inicio de su formación con la incorporación de paradas a mayor profundidad.  El tiempo total de descompresión suele ser más reducido a la par que más efectivo con estos modelos descompresivos. Se pretenden que el tamaño de las burbujas de gas inerte que se generan durante el ascenso (sobresaturación) no sea peligroso en ningún momento para la salud del buceador.

Resumiendo, los modelos de fase disuelta muestran desventaja sobre los modelos de fase libre, especialmente en descompresiones para buceos largos y profundos como es el caso del buceo técnico, dando una descompresión menos eficaz y más larga, que supone mayor tiempo de inmersión y logística de gases puesto que el consumo será mayor.

A pesar de ello, cualquier modelo puede resultar seguro o inseguro en base al perfil de la persona que lo usa, el tipo de buceo, las condiciones físicas, temperatura del agua, esfuerzo físico, etc.

Los modelos descompresivos son menos fiables cuanto más forzamos la situación, por ejemplo en caso de inmersiones sucesivas en un mismo día e incluso en días consecutivos, o inmersiones en altitud sin período de aclimatación previa.

Related Blog Articles

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*