Scooters, máxima distancia mínimo esfuerzo

by David de las Heras:

¿Te has preguntado alguna vez qué distancia eres capaz de recorrer durante un buceo de una hora por ejemplo? Quizá te sorprendería saber que no hablamos de más de unos cientos de metros, eso en el supuesto de que no te hayas entretenido demasiado en saludar peces o husmear agujeros. Recorrer grandes distancias bajo el agua aleteando es tarea difícil, pero hay una forma de de hacerlo sin un solo golpe de aleta: con un buen scooter!

El scooter o DPV (del acrónimo en inglés Dive Propulsion Vehicle) es una herramienta más al servicio del buceador, tanto para buceo técnico como para buceo recreativo los también llamados propulsores submarinos tienen multitud de aplicaciones y asociado a su uso siempre podemos añadir una buena dosis de disfrute.

Las aplicaciones en el buceo técnico son muchas y muy variadas, el scooter unido al rebreather forma el tándem ideal que ha permitido que las exploraciones más importantes del mundo hayan tomado unas dimensiones impensables hace poco tiempo, especialmente cuando hablamos de espeleobuceo con grandes distancias recorridas bajo tierra. El scooter es menos determinante para la exploración de grandes pecios, donde si hablamos de inmersiones profundas los tiempos de fondo son cortos y los recorridos a efectuar no van más allá de unas decenas de metros. Aún así, puede ser una herramienta que aporte un plus de seguridad si durante el tiempo de descompresión en el azul o en superficie hay fuertes corrientes. Pilotado a baja velocidad el scooter puede ayudarnos a mantenernos cerca del cabo de fondeo sin efectuar ningún esfuerzo para vencer la corriente, o salidos a superficie acercarnos al barco sin cansarnos nadando con mucho equipo pesado a nuestras espaldas. Otras disciplinas tales como la apnea, buceos en corriente o ríos subterráneos como los springs de Florida o algunos cenotes mejicanos y sumideros; rescates, grandes exploraciones de espelobuceo donde es indispensable transportar multitud de equipo y material a mucha distancia o para buceadores con movilidad reducida o discapacitados, son solo algunas de sus muchas aplicaciones. A una mayor distancia recorrida, se une un menor esfuerzo y por tanto un consumo de gas también más contenido con las ventajas que ello representa: más tiempo de fondo, menor absorción de gas, menor cansancio, etc. A lo que llamamos velocidad de crucero con un scooter es fácil recorrer un kilómetro en aproximadamente 25 o 30 minutos, algo que ‘a pie’ o mejor dicho ‘a aleta’, nos llevaría más de una hora.

Podemos clasificar los diferentes tipos de scooter en función de su diseño, del tipo de batería, del material empleado en su fabricación, de la potencia, etc. Los primeros scooters aparecidos en el mercado era conducidos por el buceador situado encima, eran los llamados ‘ride on scooters’, modelos como el Aquazeep son todo un clásico de esta familia. Hoy en día se ha consolidado el diseño en los que el buceador pilota desde atrás, los llamados tipo ‘tow behind’ y en esta categoría encontramos prácticamente todas las marcas del mercado: DiverTug, Gavin, Silen Submerge, X-Scooter, Bonex, Suex, etc.

  • El diseño debe permitir manejarlo con una sola mano, dejando la otra libre para el resto de tareas típicas de cualquier inmersión.
  • Neutro en agua dulce o salada: debemos poder adaptar su flotabilidad al medio en que va a ser empleado.
  • Buen trimado, que se mantenga completamente horizontal sin sujetarlo, un scooter que cabecea o se mantiene neutro pero en una posición diferente a la de navegación está mal diseñado.
  • Ergonómico y cómodo de pilotar, debe ofrecernos una posición cómoda durante largos ratos de conducción. Huye de modelos con aceleración de puño muy dura (tipo gas de moto) y que terminan por cansar el antebrazo del buceador. Importante que tenga varias velocidades y con fuerza suficiente para arrastrar a dos buceadores con equipo pesado en el caso de fallo de uno de sus scooters.
  • Motor electromecánicos de escobillas (brushed), o electrónicos (brushless): los modelos electromecánicos no necesitan electrónica y por tanto son más simples y fiables, ofrecen larga vida y bajo mantenimiento. Los modelos electrónicos son más susceptibles a fallos, necesitan una centralita electrónica para el funcionamiento del motor y sus funciones y en caso de fallo pueden dejarte tirado en el peor de los momentos. Algunos modelos tienen el llamado ‘bypass’ y permiten funcionar anulando la centralita electrónica en caso de problemas.
  • El tipo de batería determinará el peso, el precio y la autonomía. Las baterías de plomo-gel son fiables y baratas pero pesadas y con poco rendimiento respecto al tamaño. Las baterías de litio son las más caras pero se están imponiendo al ofrecer grandes prestaciones, autonomía y larga vida. Otras baterías como las de NiMh son una buena opción para scooters de tipo recreativo y precio moderado.
  • Material resistente a la corrosión, atención a la combinación de diversos materiales metálicos ya que puede provocar corrosión galvánica producida por el contacto de dos metales distintos en inmersión.
  • Material resistente a la presión: algunos modelos utilizan la fibra de carbono para el cuerpo del mismo, es un material poco aconsejable para buceo de exploración por su mal comportamiento antes golpes y los diversos cambios de presión, que pueden provocar micro fisuras ocultas o ‘cansancio’ mecánico del material.
  • Compartimentos estancos: un scooter inundado de repente pesará mucho comprometiendo la seguridad del buceador. Una entrada de agua en compartimentos estancos será mucho menos crítica, dañando solo una parte del scooter y poniendo en menor riesgo al buceador.
  • Otras característica a tener en cuenta: hélice desmontable en inmersión sin herramientas en el supuesto de un enredo con hilo o una red.
  • Maniobrabilidad: un scooter muy pequeño será muy ‘nervioso’ y difícil de dominar. Por el contrario uno muy grande será más estable pero también más pesado fuera del agua.
dpv-spain

La compra de un scooter representa un desembolso importante y hay una serie de puntos a valorar y la fiabilidad es uno de ellos. En aguas abiertas un fallo del scooter no tiene que ser determinante puesto que tenemos la opción de abortar el buceo y efectuar el ascenso previsto, pero en espeleobuceo puede ser crítico y suelen usarse hasta dos scooters, reservando uno para situaciones de emergencia.


David de las Heras
TDI Instructor Trainer / DPV instructor

Related Blog Articles

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*