Slow down young fella Spanish

“Despacio Joven compañero” – Actitudes en el buceo técnico

Por Michael Thomas

Inicialmente, simplemente lo llamamos buceo. No tenía otro nombre. Algunos de nosotros buceábamos en cuevas, principalmente para explorarlas y cartografiarlas. Las inmersiones “turísticas” comprobaron equipos y procedimientos, o nos entrenaron para seguir explorando aun más. Otros buceaban en naufragios; verdaderos pecios con historia y tesoros, no los arrecifes artificiales que muchos hoy llaman naufragios.

A veces aprendimos de la manera difícil. No teníamos manuales; estos llegaron luego. Era un “juego de fantasmas” ya que la comunidad del buceo trataba de averiguar que había salido mal para luego desarrollar procedimientos y evitar que la historia se repitiera.

Lo que hay en un nombre

Con el paso del tiempo, más buceadores superaban los límites del buceo recreativo, aumentando lentamente los tiempos y las profundidades establecidas. Finalmenteen 1991 , Michael Menduno acuña el término buceo técnico. Menduno era el editor de la entonces avanzada y controvertida revista AquaCORPS. La cual me ayudó a dar forma a mi estilo de buceo. Años mas tarde tuve el placer de conocer personalmente al propio M2.

Ahora la comunidad tenía un nombre. Éramos buceadores técnicos. Comprensiblemente (o tal vez no) nos sentíamos superiores a los buceadores recreativos. La comunidad técnica se dividió de acuerdo a qué tipo de buceador técnico eras: Wreck Diver, Cave Diver, CCR Diver. Con el correr del tiempo, la comunidad se dividió aún más al llegar el buceo en sidemount y las certificaciones de múltiples agencias. Realmente nos encantan nuestros nombres y tribus.

La experiencia antes de un curso técnico

En los primeros días del buceo técnico, muchos buceadores ya habían tenido un extenso y a veces peligroso recorrido de buceo precediendo a su primer curso Nitrox Diver. Luego de esto comenzaron cursos en áreas de interés tales como pecios, cuevas , Trimix y CCR. Los buzos sabían lo que querían, porque lo más probable es que ya lo estuvieran haciendo.

Los buceadores querían mayores tiempos de fondo, menos narcosis y acceder a sitios más profundos. Un curso técnico de buceo en ese momento era una reunión de mentes mas que otra cosa. Los instructores eventualmente aprendían tanto de los alumnos como los alumnos aprendían de ellos

Lo que a menudo tenemos hoy en día, sin embargo, son nuevos buzos con una limitada experiencia entre cursos. No está mal trabajar para alcanzar nuevas metas y sueños. Sin embargo, como instructor, me pone nervioso hablar con buceadores que están realizando inmersiones únicamente para obtener el numero mínimo requerido para el próximo curso.

Por lo general recomiendo un mínimo de 50 inmersiones entre cursos. Esto permite perfeccionar las habilidades adquiridas durante el último curso, y acumular valioso tiempo en el agua y experiencia, todo esto mientras al mismo tiempo se apoya al centro de buceo local y se disfruta de la inversión realizada.

Se supone que bucear es entretenido. Su instructor le agradecerá si durante el curso de buceo técnico no deba pasar tiempo enseñándole habilidades básicas. . Correr de un curso a otro cuesta dinero. Si usted no está listo, y está entrenando con los estándares de experiencia mínimos requeridos , usted es el eslabón mas débil del equipo. No quiero estudiantes que hagan lo mínimo indispensable. Quiero mucho más que esto.

La gloria en Instagram

Mis cuentas de Instagram y Facebook están repletas de imágenes de hermosas cuevas, impresionantes pecios, rebreathers y especies marinas enormes. Es maravilloso ver tantas imágenes de buzos experimentados en inmersiones fantásticas y avanzadas en todo el mundo. Pero también veo buceadores, que sé tienen una experiencia limitada, tratando de repetir estas inmersiones.

Lo que muchos buceadores no consideran es el hecho de que cada inmersión exitosa explorando cuevas y pecios profundos ha sido precedida por cientos de horas de buceo. Esto incluye cursos, experiencia, trabajo en equipo y fracasos. No se puede esperar realizar una inmersión en CCR a 100 m/330 pies en un pecio de forma segura sin haber vertido previamente y en modo significativo sangre, sudor y lágrimas.

iceburg

Credit to Gareth Lock

La recompensa que se ve en Instagram es la punta del tempano. Una recompensa para la cual el buzo y/o equipo de buceo ha trabajado duro. El problema es que también es un gran atractivo para nuestros propios egos porque se ve fantástico. Todos queremos lucir geniales. Puede alcanzar sus sueños; sólo recuerde que hay que merecerlos. Esto implica ganar experiencia lentamente.

Actitud

El mero hecho de tener una certificación Full Cave o Advanced Mix Gas CCR no le convierte (todavía) en un buceador Full cave o en un buceador Mix Gas CCR para todas las condiciones que se pueden encontrar en todo el mundo. El buceo en las cuevas en la Florida es muy diferente del buceo en las cuevas en el Reino Unido. Del mismo modo que una inmersión en aguas azules profundas en el Pacífico difiere significativamente del buceo en naufragios de la Costa Este de los EE. UU.

Recientemente he hablado con un buceador CCR Cave entrenado en la Florida. Este buzo tuvo un mal día buceando en una mina en el Reino Unido. Aborto la inmersión a sólo 50 m/165 pies de la entrada. Las condiciones ambientales y los errores del grupo lo habían abrumado. Tomó la sabia decisión de abortar la inmersión y luego investigar y obtener información y consejos.

Además, la certificación de Full Cave Diver no es una certificación para la exploración. Usted se ha entrenado para seguir las líneas guía existentes en las cuevas y evitar la navegación compleja. En la exploración no hay un rumbo marcado. Aprenda a explorar con la experiencia, el tiempo en el agua y el tiempo que pasa con otros exploradores . Apresurarse en la búsqueda de gloria inmediatamente luego de recibir la certificación, termina generalmente mal.

Lo mismo vale para las inmersiones en CCR en naufragios. Comience a bucear sin el instructor como apoyo. Disminuya la profundidad y avance lentamente. El hecho de que haya hecho inmersiones a 80 m/260 pies bajo la supervisión de un instructor no significa que pueda hacerlo inmediatamente solo, al día siguiente del curso. Hay que tomarse el tiempo para disfrutar del buceo y avanzar lentamente hacia esa meta de bucear en un pecio en aguas profundas.

Conozca sus limites

No nacemos iguales. Comprender y aceptar los propios límites es crucial para su seguridad y la de su equipo. Por ejemplo, equipamientos modernos como DPV y CCR permiten penetrar rápidamente una cueva. Sus certificados DPV y CCR Caver Diver pueden permitirle hacerlo, pero ¿será prudente?

Algunos buceadores de cuevas se sienten cómodos a no más de 600 m/2,000 pies de la entrada. A mayor distancia, sin embargo, muestran signos de nerviosismo y aprensión. No fuerce sus límites. La zona de confort se ampliará con la experiencia.

Si sigue sintiendo aprensión, tal vez este no sea el deporte para usted. Si está haciendo inmersiones extensas, lejos de casa, sea cuidadoso al elegir compañero de equipo. Llevar a cualquier buceador más allá de su zona de confort es injusto y peligroso.

Considere lo que puede suceder si se presenta un primer problema real durante una inmersión en una cueva a 1,5 km /5,000 pies de la entrada. Es bien diferente a un problema a sólo 300 m/1,000 pies de la entrada. Hay que estar al máximo del rendimiento. Debe ser honesto consigo mismo y hacer saber a sus compañeros de equipo si se siente incómodo con el plan.

No es una carrera

He estado buceando durante 32 años, estoy en ello para largo plazo… O para el mayor tiempo posible. Ya no tengo prisa. Sé que los logros requieren trabajo duro y experiencia. También sé que el costo de los errores pueden ser las lesiones y la muerte.

La sociedad, sin embargo, parece tener prisa para lograr el éxito. Esto también se aplica al buceo técnico. Es como si los buceadores creyeran que sólo tienen un tiempo limitado para “bucear”. Quieren llegar a la cima del deporte lo más rápido posible. Desafortunadamente, lo que estamos viendo es una repetición de los errores que cometimos en la década de 1990.

Demasiados buceadores de hoy en día no conocen la historia. Apartarse del propio entrenamiento lleva a terrenos y consecuencias desconocidas. Aumentar la propia experiencia lentamente con buceadores expertos ayuda a evitar muchos de estos problemas. Los errores aprendidos de la manera mas difícil no tienen por qué repetirse. Debemos crecer sobre la base de la experiencia.

El factor humano

Las cuestiones que se describen aquí son errores debido al factor humano. Se llama el efecto Dunning-Kruger. Esto significa que no sólo no se sabe algo; sino que uno no es consciente de no saberlo.

El exceso de confianza, la orientación y obsesión con exito también juegan un papel importante en los fracasos . Especialmente cuando las redes sociales bombardean a los buceadores todos los días con imágenes de magníficos pecios y cuevas.

Para aprender más sobre los factores humanos y cómo reconocer fallas en usted y su equipo, recomiendo leer “Under Pressure the definitive guide to Human Factors in diving” de Gareth Lock. Un graduado de los cursos de Gareth ha dicho : “¡El problema para lograr incorporar el factor humano al buceo es el mismo factor humano!” En otras palabras, todas los prejuicios que creemos que no se aplican a nosotros realmente lo hacen.

Finalmente vale la pena recordar las palabras de Edward Whymper, un alpinista de 1860.

“Escala si quieres, pero recuerda que el valor y la fuerza no son prudentes y que una negligencia momentánea puede destruir la felicidad de toda una vida. No hay que hacer nada de prisa; mirar bien a cada paso; y desde el principio pensar en como podría terminar.

Reduzca la velocidad y disfrute del viaje.

Related Blog Articles

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*